Matasanos

Término despectivo o peyorativo para referirse a un mal médico o doctor en medicina al que se le mueren casi todos sus pacientes, ya sea por negligencia o porque los mata deliberadamente.

A menudo se trata de personas que aunque tienen un título o cédula profesional para trabajar en el campo de la medicina, ni siquiera tienen los conocimientos y la experiencia suficientes para curar a las personas. Antes bien, terminan matándolas con sus medicamentos, terapias y tratamientos.

Casi todos los médicos actuales han sido entrenados y adoctrinados por el sistema para que "no curen" a los pacientes. Sus tratamientos consisten en recetar medicamentos patrocinados por las grandes farmacéuticas del mundo y que sólo controlan las enfermedades y sus síntomas, pero no las curan. Estos pseudomédicos alargan lo más que pueden la curación de sus pacientes porque de esta manera obtienen más ingresos económicos.

Hoy, muchos médicos particulares y especialistas se han deshumanizado a tal punto que ya no les importa matar a sus pacientes ni quitarles todo su dinero.

Podríamos incluir también en esta lista a los médicos que practican abortos, o a los que prescriben anticonceptivos y medicamentos peligrosos por recomendación y soborno de agunos laboratorios.

También son incontables los casos de profesionales de la salud que descuidan o abandonan su carrera en medicina por perseguir un cargo público en el gobierno, y que solo utilizan su título profesional para ostentarse como algo que en realidad no son.

A raíz de la falsa pandemia de coronavirus que inició a finales de 2019, aumentó drásticamente la cantidad de médicos y personal sanitario que asesinaron a muchos pacientes sanos, especialmente adultos mayores; ya sea por negligencia, desatención o por intereses económicos.

Muchos matasanos de todo el mundo se convirtieron desde el 2020 en promotores oficiales de la falsa pandemia de coronavirus y fueron sobornados con fuertes sumas de dinero para que difundieran el miedo al inexistente virus entre la población y para que aumentaran de distintas formas las cifras de presuntas víctimas de esta falsa enfermedad. Estos métodos de aumentar las cifras de muertos incluían la vacunación, el internamiento forzado en hospitales y hasta inyecciones letales.