programado, programada

Es aquella persona que, voluntaria o involuntariamente, consciente o inconscientemente, ha sido influenciada, manipulada u obligada a trabajar secreta o discretamente para la élite. Entre los beneficios que reciben algunos programados "voluntarios" están el dinero y la fama, principalmente, aunque también son muy conocidos los casos de programación mental que ha llevado a cabo la CIA en muchísimas personas para manipularlas. (Véase: Proyecto MK ULTRA en Wikipedia.)

Muchos actores y cantantes, a pesar de carecer totalmente de talento artístico, se han vuelto multimillonarios por seguir los lineamientos que les dicta la élite, aunque también se ha sabido de otros "programados" que terminan con sus vidas o carreras arruinadas; recluidos en alguna cárcel o sumergidos en un mundo de deudas, pobreza, drogas y depresión, de donde les resulta muy difícil salir.

Algunos teólogos y expertos religiosos católicos aseguran que muchas de estas personas programadas realmente están poseídas o influenciadas por alguna entidad demoniaca. Y no es que esta afirmación pretenda justificar la conducta escandalosa de tantos famosos y celebridades, pero es muy probable que terminen un día en algún hospital psiquiátrico o clínica para drogadictos y que nadie sepa o pueda ayudarlos a salir de ese ambiente, quedando condenados a morir de esa manera.

Existen también personas programadas que nunca dan señales visibles de estar endemoniadas, llegando incluso a llevar una vida casi normal entre la gente, lo que hace que nunca reciban ayuda y que ni siquiera se den cuenta ellos mismos de estar afectados. Hay personas que están tan atadas a los demonios y que llevan una vida casi "normal" que reciben también el nombre de integrados.

Acciones que deben realizar los "programados" para complacer a los que los controlan:

  • Sacar la lengua, taparse un ojo, o poner las manos en forma de pirámide, al ser fotografiados.
  • Promover el aborto, el feminismo y la ideología de género.
  • Promover la vacunación y el uso de cubrebocas en la falsa pandemia de COVID-19, también llamada PLANDEMIA. Los "programados" deben poner el ejemplo de acatar el confinamiento y la "sana distancia", así como apoyar el uso de las llamadas "fuerzas del orden", aún sabiendo que actúan y cometen abusos, violando los derechos individuales de los que no obedecen o no creen en esta farsa. Muchos de estos famosos "programados" se graban usando cubrebocas, guantes, pantallas faciales, gel antibacterial, etc. y recomendando a sus seguidores en redes sociales quedarse en casa y atender las recomendaciones del gobierno y de la Organización Mundial de la Salud (controlada, claro está, por la élite).
  • Protagonizar pleitos, chismes y escándalos en medios y redes sociales.
  • Aparecer semidesnudas en medios o redes sociales, presumiendo sus cirugías e implantes, así como sus retoques fotográficos. No tienen el valor de mostrarse al natural porque en el fondo les avergüenza mostrar sus numerosos defectos físicos.
  • Tatuarse el cuerpo y/o hacerse perforaciones para exhibirlas en los medios.
  • Usar simbología controvertida en su vestuario.
  • Teñirse el cabello de rosa, naranja, amarillo, azul, morado, o cualquier otro color que no sea natural.
  • Raparse toda la cabeza o una parte de ella, sobretodo si es mujer.
  • Declararse abiertamente homosexual, bisexual, transgénero, o cualquiera de esas anormalidades y aberraciones que se han inventado para destruir la mente de los jóvenes.
  • Incluir decoración, rituales y simbología masónica, illuminati, reptiliana, o satánica, en sus videos musicales, ya sea de forma oculta o abiertamente descarada.
  • Tocarse eróticamente o manosearse con los otros actores o bailarines.
  • Besarse en la boca con alguien de su mismo sexo y dejarse ver públicamente, ya sea sobre el escenario, en la calle, en un antro, en fotografías o en escenas homosexuales de series y películas.

En México un programado es casi lo mismo que un periodista chayotero, un activista corrupto, o un palero.


Algunos famosos programados:

Alejandra Guzmán
Amanda Bynes
Amy Winehouse
Andrea Legarreta
Andrea Torre
Angelina Jolie
Ariana Grande
Bad Bunny
Belinda
Bella Thorne
Beyoncé
Britney Spears
Caeli
Camila Cabello
Celia Lora
Chiquis Rivera
Daddy Yankee
Dana Lucia
Daniel Bisogno
Danna Paola
Demi Lovato
Diego Saul Reyna
Eduardo España
Frida Sofía Guzmán Pinal
Galilea Montijo
Gloria Trevi
Greta Thunberg
Jennifer Lopez
Julián Gil
Justin Bieber
Katy Perry
Kim Kardashian
Kylie Jenner
Lady Gaga
Laura Bozzo
Lindsay Lohan
Luis Fonsi
Luisito Comunica
Madonna
Maluma
Marco Antonio Solís
Michelle Salas
Miguel Bosé
Miley Cyrus
Nicki Minaj
Noelia
Paris Hilton
Paulina Rubio
Pedro Sola
Pepe Aguilar
Regina Blandón
Ricky Martin
Rihanna
Romeo Santos
Sabrina Sabrok
Salma Hayek
Selena Gomez
Shakira
Susana Zabaleta
Tatiana
Thalía
Yanet García
Yoseline Hoffman Badui
Yuya