Promotor(a) de la PLAN-demia

Es un individuo que, en unos casos por ignorancia, y en otros por conveniencia ($$$), defiende cualquiera de las siguientes posturas:

1: Que hay un virus "muy malo" llamado SARS-CoV-2 que anda por ahí matando gente y contagiando a todo aquel que salga de su casa y que no se ponga un cubrebocas o no se vacune.

2: Que los gobiernos de todo el mundo, en colaboración con la OMS, están trabajando en contener la propagación de un virus (tal vez inexistente) porque se preocupan por la salud de toda la humanidad.

3: Que piensan que el supuesto virus se puede destruir con gel "antibacterial"; o que se puede detener con el simple hecho de encerrar a todo mundo en su casa y obligándolos a ponerse el bozal del perro, un escudo facial, o una vacuna.

4: Que piensan que las medidas "sanitarias" implementadas por los gobiernos (por más tontas, absurdas y ridículas que parezcan) están por encima de los derechos y libertades de cada persona.


Hay dos clases de personas que promueven la plandemia: los oficiales y los voluntarios.

Los promotores oficiales de la plandemia generalmente son gente que trabaja para el Estado o Sistema, como es el caso de los políticos, quienes implementan en sus gobernados las órdenes represivas que les dicta la élite; sin importarles pisotear los derechos y libertades de la gente.

También son promotores oficiales cierta clase de gente "preparada" y letrada (médicos, científicos, religiosos, escritores y líderes de opinión)., aunque también podemos encontrar en este grupo a gente menos culta que también sirven a este propósito (policías, actores, periodistas, cantantes, blogueros, youtubers, etc.).

Los promotores oficiales reciben la instrucción y el soborno (o amenaza de despido) para difundir la farsa del COVID) directamente de sus superiores, quienes a su vez los van recibiendo de otros, hasta llegar a los grandes poderes económicos que son quienes están detrás de toda esta mentira. Sí, estamos hablando de la élite global.

El otro grupo es el de los promotores voluntarios y es muchísimo más numeroso que el de los promotores oficiales. A este grupo pertenecen aquellos ciudadanos comunes que también creen en la existencia del virus y la supuesta pandemia. Y que a pesar de que no reciben ningún pago o remuneración por difundirla (más bien gastan su dinero en ella), han decidido arropar esta causa y defenderla, modificando sus hábitos de vida y los de su familia (obligan a sus hijos a tomar clases en línea, les ponen cubrebocas, los encierran, obedecen al sistema, etc.)

Es tan numeroso este segundo grupo que todos los seres humanos (TODOS) tenemos al menos un familiar, amigo, o conocido, que se ha creído toda esta mentira del coronavirus. ¿O acaso hay alguien que no haya visto afectadas sus relaciones familiares por toda esta farsa?

IMPORTANTE:

Cualquier promotor oficial de la plandemia merece ser rechazado y denostado. Una persona que no sólo cree en esta farsa del coronavirus, sino que además quiere obligar a otros a creer en esta mentira oficial, merece y debe ser arrancada de la sociedad. Así que, amigo lector, no dudes en aplicar la justicia por mano propia cuando alguien te pida ponerte un cubrebocas o la vacuna. No importa si es un trabajador del estado, un policía, un político, un médico, científico, religioso, o lo que sea. Ya basta de tolerar abusos de cualquier persona que trabaje para la élite. Estamos en estado de guerra contra todos los borregos del sistema.