LISTA NEGRA

La LISTA NEGRA es una herramienta que nos permite identificar fácilmente a los peores individuos de la sociedad. A esos personajes cuya trayectoria social, profesional, política, artística, o religiosa ha sido nefasta y perjudicial para los demás.

El grupo más numeroso de personas que componen esta lista son aquellos que trabajan para el sistema, para los grandes capitales internacionales y para el gobierno mundial que opera desde las sombras; como son los gobernantes, funcionarios y políticos. Los políticos son personas que deberían ser linchadas o expulsadas de la sociedad; literalmente. Les siguen algunos grupos de periodistas, religiosos e intelectuales; todos ellos conocidos como "delincuentes de cuello y guantes blancos".

En esta lista han sido incluidos actores y cantantes sin más razón que su poco talento, su influencia negativa (chismes, escándalos, tatuajes y perforaciones), su labor desinformativa en medios de comunicación, o su relación con algún político.

La mayor parte de las personas que integran esta lista son verdaderos representantes de la escoria social. Este señalamiento aplica especialmente para las personas que trabajan para los grandes poderes económicos, que a su vez son controlados por la élite mundial.

La lista negra también incluye a banqueros, empresarios, multimillonarios, funcionarios, comunicadores, presentadores, activistas, blogueros, youtubers, influenciadores, herederos, socialités, líderes de opinión, profesionistas, religiosos, médicos, enfermeras, agentes de tránsito, policías y militares. Todos ellos involucrados en actividades repudiables, controvertidas, inmorales, ilegales, o que han quedado impunes en la mayoria de los casos, como son:

  • Abuso de poder (prepotencia)
  • Acoso
  • Asesinato y genocidio (incluyendo el apoyo al aborto, a la eutanasia y las numerosas muertes provocadas deliberadamente por el personal sanitario mediante sobornos y atribuidas a la falsa pandemia de coronavirus; así como las innumerables muertes ocasionadas por las farmacéuticas a través de sus "vacunas".)
  • Corrupción.
  • Delincuencia organizada (Crimen organizado).
  • Desinformación.
  • Despotismo.
  • Enriquecimiento injusto.
  • Escándalo.
  • Fraude.
  • Influyentismo.
  • Lavado de dinero.
  • Malversación de recursos públicos.
  • Narcotráfico.
  • Nepotismo.
  • Persecución cristiana.
  • Promoción de la falsa pandemia de coronavirus. (Usar y recomendar el uso de cubrebocas, gel antibacterial, distanciamiento social, confinamiento, uso de vacunas experimentales, cierre de negocios, certificado de vacunación, etc.)
  • Prostitución y violación sexual.
  • Sobornos.
  • Traición.
  • Violación de derechos humanos.

Muchos individuos de esta lista promueven o apoyan la falsa pandemia de coronavirus, el aborto, la ideología de género (homosexualidad, feminismo) y muchas otras aberraciones utilizadas para atacar al cristianismo, a la familia tradicional y a sus valores. Para esto se valen de prácticas gubernamentales dictatoriales, de ideologías nefastas como el comunismo, la agenda LGBT y otras campañas manipuladoras emprendidas a través de los medios de comunicación.

Algunas personas de esta lista forman parte de sectas, sociedades y organizaciones secretas o discretas, como la masonería, los iluminados, los rosacruces, Orden de Malta, el yunquismo, etc. Periódicamente se reúnen en grupos o clubes elitistas como el Grupo Bilderberg, Skull & Bones, Club Rotario Internacional, entre otros.

Estos nefastos y oscuros personajes, en sus grados más altos dentro de esas organizaciones, practican la brujería, el satanismo, la magia negra y el ocultismo.

Aunque en casi todos los casos se trata de figuras públicas, consideramos que no todos los individuos merecen ser tratados o etiquetados con el mismo rigor, por lo que nos limitamos de momento a publicar solamente sus nombres y fotografías.


Actividades que aparecen mayormente en la lista negra:

  • Abogados
  • Activistas promotores del aborto y de la ideología de género.
  • Agentes de tránsito.
  • Banqueros
  • Buchonas y buchones.
  • Brujas, brujos (chamanes, hechiceros, santeros, etc
  • Empleados de la CFE (Comisión Federal de Electricidad) en México.
  • Feministas y feminazis.
  • Funcionarios y políticos.
  • Homosexuales y transgéneros.
  • Influenciadores (Influencers) y líderes de opinión.
  • Jueces y magistrados.
  • Magnates (millonarios y grandes empresarios)
  • Mafiosos y miembros de la delincuencia organizada (narcotraficantes, secuestradores, sicarios, extorsionadores, ladrones de combustible, etc.)
  • Masones (francmasones)
  • Militares
  • Periodistas, reporteros y comunicadores.
  • Policías
  • Pseudocantantes (raperos, reguetoneros, música de banda, etc.)
  • Religiosos (Pastores, Sacerdotes, Obispos, Monjas, etc.)
  • Trabajadores de la educación (Maestros) de la SEP (Secretaria de Educación Pública) en México.

Actividades que aparecen ocasionalmente en la lista negra:

  • Alcohólicos y drogadictos.
  • Celebridades del mundo del espectáculo.
  • Científicos
  • Escritores
  • Futboleros (Fanáticos del futbol)
  • Médicos
  • Personas con tatuajes y perforaciones.
  • Prostitutas y encueratrices.
  • Toreros y rejoneadores.
  • Videoblogueros (Tiktokers, YouTubers, etc.)

Motivos por los que algunos sacerdotes, cardenales, papas y obispos "católicos" aparecen en la lista negra:

  • Se infiltran en la iglesia católica y trabajan para la masonería y otras organizaciones secretas o discretas, así como sectas o movimientos que se dicen cristianos pero que son enemigas del catolicismo (Teología de la liberación, etc.)
  • Son homosexuales practicantes.
  • Le rinden culto a falsas deidades (como la Pachamama) o al mismo Lucifer.
  • Dan la comunión en la mano a los fieles y se niegan a darla en la boca.
  • Dan la comunión a políticos promotores del aborto.
  • Promueven la falsa pandemia de coronavirus (usan mascarilla y guantes durante la misa, recomiendan a los fieles ponerse la vacuna, prohiben el ingreso a los no vacunados a los recintos religiosos, afirman públicamente haberse contagiado y recuperado de la falsa enfermedad, exigen el cubrebocas y el pase sanitario a los fieles).
  • Cierran los templos por cualquier motivo, como ocurrió en marzo del año 2020, con la excusa de la falsa pandemia.
  • Prohiben la celebración de la misa tradicional (en latín).
  • Prohiben a su capricho las festividades religiosas y las peregrinaciones.
  • Remueven o castigan a sacerdotes que defienden la sana doctrina y la sana tradición de la iglesia católica.
  • Bailan en el altar con todo y sotana, algunos incluso con varias mujeres.
  • Andan en patineta o bicicleta por el templo durante la misa.
  • "Bendicen" a los fieles con una guitarra.
  • Bautizan o rocian agua bendita con pistolas de agua.
  • Insultan desde el púlpito y niegan los sacramentos a los no vacunados.
  • "Bendicen" a parejas homosexuales.
  • Promueven el movimiento LGBT en los templos y colocan la bandera arcoiris en el altar o en cualquier parte del templo.
  • Prestan o utilizan el templo para grabar videos inmorales y escandalosos, desde desfiles de modas hasta videos pornográficos.
  • Usan como custodia alguna figura de la Pachamama.
  • Rezan y celebran misa con fieles de otras religiones o cultos incompatibles con el cristianismo (islam, budismo, judaísmo, hinduismo, chamanismo, etc.)
  • El Jueves Santo utilizan muñecos o mujeres como "discípulos" para lavarles los pies.
  • Ofenden a la Santísima Virgen María de mil formas (niegan que María sea corredentora, o aseguran que la Madre de Jesucristo tenía relaciones sex.... con San José. Ambas afirmaciones pertenecen a Jorge Mario Bergoglio y Lucía Caram, respectivamente.)
  • No creen en la presencia real de Cristo en la Eucaristía.
  • No creen en el Evangelio de Jesucristo.
  • Algunos no creen en la existencia del diablo y evitan hablar de él, aún sabiendo que Jesucristo durante su vida pública en la tierra expulsaba demonios y éstos se le sometían.